Las emociones del antes

Las bodas de invierno son tendencia.
La luz romántica de los atardeceres de invierno tiene un aura especial, los paisajes son dorados, añadiremos velas, mantas y flores de algodón, a juego con la elegancia de tu vestido de tejidos combinados con matices de terciopelo y pluma, personalizaremos al máximo vuestro espacio con toques dorados, industriales o urbanos, un sitio donde reine la madera, el metal, y ver el brillo del invierno a través de grandes ventanales. Vuestro gran día tendrá su propia magia en la atmósfera, y será sin duda el más romántico y sofisticado.